Desde el 2 de enero hasta mitad de febrero de 2013, realicé cien notas de facebook con lecturas de poesía publicada en el país desde los últimos días de 2011 hasta los primeros de 2013. La selección, que llevaba el mismo título que este blog, abarcó textos que aparecieron en papel y en blogs, tanto de poetas como de traductores de distintos lugares de la Argentina. Las que denominé "entregas de poesía" también incluyeron doce "yapitas": otras notas con videos y audios de lecturas de poesía en distintos tipos de experiencias.

En los últimos días de diciembre de 2013, decidí reunir todo ese material en este blog, más algunos agregados de libros que también se publicaron en 2012 y que no había llegado a incluir en la primera selección.

No hace falta aclarar que estos textos no agotan toda la poesía publicada durante ese año, pero intenta ser un aporte que muestre las variadas y valiosas poéticas que podemos leer actualmente en el país.

viernes, 27 de mayo de 2016

Valeria Zurano




Valeria Zurano (Buenos Aires), La belleza del resentimiento, El Mono Armado, Buenos Aires, 2012.




















Era inevitable un salto hacia la verdad
la palabra que explicara este silencio
una brasa pequeña ardiendo en la confidencia de la noche
Necesitábamos la obsesión explotando en la cúspide de la médula
la mirada nítida para fulminar la piel del miedo
La furia avanza fatal como la influenza
            se grita justicia para calmar el dolor.












La furia es una familia interminable
que se construye en el insomnio de la noche
que se diagrama finamente en un rincón
           al costado de los días
La furia es la piedra en bruto de la venganza
que nace en el zócalo de una casa tranquila.












A veces la ira elige su huésped
             se desplaza sagaz como un animal que acecha
             busca el ojo del que nunca duerme
avanza entre sombras por los escondrijos
             para saltarle a su víctima
y la presa siente que ha llegado el único momento real
             los ojos abiertos en la luz de la noche. 












Mi plan era salvarte y coronarte de flores
hablarte del itinerario que dibujé en la arena
cantarte la utopía como canción de cuna
El plan era abrir tus alas y dejarte en libertad
             para que los que estuviesen atados
             pudieran tenerte entre sus manos
                          y supieran de tu fuego
Ése era mi plan
             furia de paloma herida.












La furia de la música se alza en la tarde
            hay un secreto en esas notas
                        una luz que permanece encendida al costado de mis ojos
hasta sentir que la dicha
            es un insecto que se escapa y sobrevuela la respiración
            es esa luz que vibra al costado de mi existencia. 





































No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada